21 Coincidencias cuyas expectativas de suceder eran casi nulas

Encontrar a tu propio doble en una clase, que el color de la tirita adhesiva sea exactamente el mismo que el de tu tono de piel o que tu auto se duplique de pronto son algunas de las bromas que puede jugarnos el destino para demostrarnos que es un verdadero maestro de las coincidencias.

1. “Me costó encontrar mi playera en la habitación del hotel”

7 Things That Men Actually Notice In Women

10 Changes in Your Body That Can Reveal a Lot About Your Health